Celia Bol

Mi nombre es Celia Bol y mi camino está unido a los Cristales. Todo mi mundo gira y está marcado por ellos, Seres de Luz Cristalizada que vibran y están en constante evolución. Uso la Tradición Mineral como técnica terapéutica, en la que utilizo el poder de las piedras para la transformación, sanación y el bienestar.

Yo os invito a que os acerquéis a este Reino que no envejece, no enferma y no muere. A estos Seres a los que no les afecta el paso del tiempo, es más, en ellos, se detiene.

Es importante interiorizar este mundo mineral y nuestra naturaleza dejando de verlo como algo externo o separado. Los minerales componen la materia prima física de los Seres Humanos, así como la naturaleza básica de la Tierra y la de todo el cosmos. Estamos conformados de ellos y necesitamos ingerir a diario determinados minerales. Si nos faltan, enfermamos. Es una realidad interior: Somos portadores de Luz Mineral. Somos gemas andantes. Tenemos los componentes de las piedras en pequeñas cantidades, por lo que, al colocarnos cristales, hay una resonancia entre los minerales que tenemos dentro y los activamos.

Los Cristales son Cálices moleculares capaces de albergar en su interior tanta luz que no somos capaces ni de imaginar. En cada Chakra tenemos un Cristal que hay que aprender a activar para poder llenarlos de luz, mientras tanto, podemos usar y llevar cristales físicos a modo de memoria o almacén Externo.

Los Cristales representan un cosmos perfecto, es el reflejo de dimensiones superiores y un medio por el que podríamos volver a la plenitud con el Ser Divino. Son un puente que conecta y enlaza dos mundos, el humano y el divino, lo particular con lo cósmico.

Hay que integrar la conciencia mineral para ascender a dimensiones superiores.

El trabajo con los Cristales ha de hacerse desde el Corazón, si no es desde este centro, se te negará la conexión. Es imprescindible aprender a trabajar desde el cuerpo físico con el cuerpo sutil, para así poder comunicarte con los seres que habitan los Cristales.

Sal del encierro y activa tu Cristalinidad. Es Tiempo de Transformación, y si fluyes con esta energía que mueve ahora el planeta, todo te será dado de forma fácil si apuestas por la Vida.

Hazte responsable de tus comportamientos y acciones para que no haya fisuras en el recipiente de Tu Creación Cristalina. Comprensión y Cambio sin dependencia de Tiempo, ya que el Tiempo nos invita a abandonarnos y a aumentar los deseos por el poco tiempo que pueda quedar.

Ya no hay Tiempo, hay Actitudes.

Burgos, mayo del 2018