ADENTRARSE EN EL CAMINO

ADENTRARSE EN EL CAMINO

En la brujería trabajamos entendiendo la magia como un arte y una ciencia realistas. No somos idealistas, pero sabemos que la magia es más receptiva cuando es trabajada por optimistas. La magia, requiere de la creencia de que las cosas pueden mejorar.

Además del optimismo, los practicantes mágicos tenemos otra cosa en común, es la curiosidad, la búsqueda de conocimiento. Nos frustramos mucho cuando encontramos obstáculos para adquirir conocimiento, por lo que cuando encontramos un compañero buscador de la verdad, enseguida facilitamos el camino intentado compartir información mágica bien investigada.

La brujería no es un hobby, no es un pasatiempo, no es para aficionados y es mucho más que lanzar hechizos.

Ser bruja significa que estás caminando un cierto camino.

Es una forma de pensamiento y un estilo de vida. Conlleva compromiso y responsabilidad contigo misma, contigo mismo, con la comunidad, con la Tierra y si tienes uno, con tu clan.

Texto original: Mónica Fernándes

Imagen: Pixabay

EL PENTAGRAMA

EL PENTAGRAMA

Seguro que has visto en más de una ocasión este símbolo. Pero, ¿Sabes realmente lo que representa?

Te cuento un poquito acerca de él, ya que el pentagrama ha sido usado a lo largo de los siglos por infinidad de culturas, como la egipcia o la griega y en muchos y muy variados entornos, dotándolo de muchos y aún más diversos significados y no solo uno.

A su vez, el pentagrama es un símbolo reconocido e importante para las brujas. Es una estrella de 5 puntas cuyo vértice superior representa el espíritu y las puntas inferiores la materia, simbolizando que el espíritu se haya sobre la materia.

Habitualmente se sitúan los 4 elementos en las 4 esquinas inferiores y el espíritu, lo divino en el vértice superior.

Cuando lo utilizamos en rituales, el pentagrama se dibuja al principio para establecer una protección para las brujas. Y el punto de partida a la hora de dibujarlo dependerá del uso o la intención con que lo estemos dibujando.

También podemos usarlo para invocar una energía en particular.

Y en meditación o como símbolo para mejorar el conocimiento de los practicantes y abrir su alma a una mayor iluminación de la deidad trabajada, donde cada uno de los vértices de la estrella estaría relacionados con características de la deidad, como el conocimiento, la sabiduría, la visión, la comunicación y el nombre de la deidad misma.

Las brujas normalmente utilizan el pentagrama dibujado dentro de un círculo, convirtiéndolo de este modo en un pentáculo, que representa el flujo continuo de la vida o de la energía. Este es un amuleto o talismán de protección y también una señal para que las brujas nos reconozcamos entre nosotras.

El círculo alrededor del pentagrama simboliza así mismo la unidad, la integridad, la protección, el fluir y el infinito, como una forma de unir todo.

El pentagrama le permite a la bruja crear y manifestar, ya que el poder del Pentáculo trabaja con la voluntad del practicante.

Aun no te hemos hablado de las runas, verdad? He elegido este pentagrama justo por ellas, ya que el nombre de los elementos aparecen usando el alfabeto rúnico. No tardando mucho te contamos más sobre ellas.

Imagen: Pexels

SER BRUJA

SER BRUJA

Ser bruja es amar y ser amado. 
Ser una bruja es saber todo, y nada en absoluto. 
Ser una bruja es moverse entre las estrellas mientras te quedas en la tierra. 
Ser una bruja es cambiar el mundo a tu alrededor y a ti mismo. 
Ser una bruja es compartir y dar, mientras se recibe todo el tiempo. 
Ser bruja es bailar y cantar, y tomar las manos del universo. 
Ser una bruja es honrar a los dioses, y a ti mismo. 
Ser una bruja es ser magia, no solo realizarla. 
Ser una bruja es ser honorable, o nada. 
Ser bruja es aceptar a otros que no lo son. 
Ser una bruja es saber que lo que sientes es correcto y bueno. 
Ser bruja es no dañar a nadie. 
Ser bruja es conocer los caminos de la antigüedad. 
Ser una bruja es ver más allá de las barreras. 
Ser bruja es seguir a la luna. 
Ser bruja es ser uno con los dioses. 
Ser bruja es estudiar y aprender. 
Ser bruja es ser maestra y alumna. 
Ser bruja es reconocer la verdad. 
Ser una bruja es vivir con la tierra, no solo sobre ella. 
¡Ser una bruja es ser verdaderamente libre!

Autoría: Ziller

Imagen: Pexels

ME PRESENTO A TI LUNA

ME PRESENTO A TI LUNA

Mi idea era hablarte hoy de otra cosa, pero después del ritual de ayer, las ganas por mostrártelo han podido más.

Como seguramente sabrás las brujas y la luna estamos íntimamente relacionadas. No es lo mismo hacer un hechizo en luna llena, que en luna nueva. Y esto no ocurre solo con la brujería, desde antaño hemos observado la fase de la luna para diferentes cosas, como cortarnos el pelo, o iniciar nuevos proyectos o para sembrar nuestros campos, de modo que esto es algo propio de la humanidad y no exclusivo de nosotras las brujas.

A pesar de observar las fases de la luna, cuando queremos empezar a hacer trabajos un poco más serios con ella, es una buena idea la de presentarse a la luna en un pequeño ritual, contarle cuáles son tus inquietudes y que vas a empezar a trabajar con ella.

En este ritual establecerás la conexión con ella, la mirarás de frente y no solo observarás su belleza, sino que incluso la sentirás dentro de ti.

Ayer teníamos una súper luna impresionante, de modo, que qué mejor momento para hablar con ella que cuando está en su punto más cercano a la tierra.

El poder de la luna es increíble, ella solita levanta mareas, trayéndonos las mareas vivas. Y si puede hacer eso con el agua de los mares, qué es lo que no puede hacer con tu mar interior, con el agua que eres.

La diosa de la luna nos ha acompañado desde que el tiempo es tiempo, desde los albores de la humanidad. Cuando el primer humano miró al cielo en la noche, seguramente fue a ella, a Selene, a Ixchel, a Diana, a Chandra, a quien se encontró devolviéndole la mirada. Seguro que recordarás cuando eras pequeña y a la luna la llamaban Catalina.

A lo largo de las diferentes culturas, todas y cada una de ellas ha observado y venerado a la Diosa de la luna. Cada una a su manera, cada una a su tiempo, cada una como supo.

Las 4 fases principales de la luna nos hablan de las cuatro fases de nuestro paso por la tierra como mujeres. Así nos encontramos con que la luna llena nos habla de la madre.

Te seguiré hablando de la luna, hay tanto que contar sobre ella, que sería imposible hacerlo en un solo post.

Que disfrutes de este viaje lunar a lo largo de las diferentes fases, observa cómo te sientes en relación con la luna y apuntalo, tal vez descubras cosas interesantes sobre ti que hasta ahora no habías notado.

EL CAMINO DE LA BRUJERÍA

EL CAMINO DE LA BRUJERÍA

A principios de este año dio comienzo el curso de iniciación a la Brujería en Celtic Spirit. De la mano de Mónica Fernandes como profesora principal y directora del curso y con Amaia Olivares como alumna colaboradora. Un grupo de mujeres valientes con ganas de conocerse a sí mismas y su relación con la naturaleza empezaron a dar sus tímidos pero seguros pasos en este camino ancestral que es el de la brujería.

Cada vez que oímos la palabra brujería a cada una de nosotras nos trae unas reminiscencias diferentes. Habrá quien sienta rechazo, quien se sienta atraída y también habrá quien sienta indiferencia o incluso llegue a pensar que son chorradas o cosas de viejas.

Pero qué es en realidad la brujería.

La brujería es un camino espiritual como cualquier otro. Es un camino que te invita a conocerte a ti misma, a escucharte y a sentirte en el mundo. Puede que esa sea la diferencia con otros caminos espirituales en los que parece que se trabaja más hacia dentro en busca del ser interior. En la brujería la conexión con la naturaleza y con todo lo que hay en ella es elemento indispensable, se busca el equilibrio y el respeto por todo aquello que nos rodea. Ser uno con el todo. Podríamos encontrar aquí similitudes con algunas de las corrientes espirituales orientales.

Se ha hablado y se habla cada vez más de espiritualidad sin que lleguemos a saber muy bien qué es de lo que estamos hablando. Al margen de todo lo que se podría decir acerca de ello, y tratando de resumirlo en pocas palabras, la espiritualidad podría verse como aquello que alimenta al espíritu, al alma, aquello que nada, ni nadie puede llenar salvo lo que realmente somos, esa conexión de la que te hablaba antes.

Se utilizan desde antaño todas las leyes de las que la ciencia comienza a hablarnos apenas hace décadas, como La ley de la atracción, en la que si concentramos nuestra intención de la manera adecuada podemos conseguir que llegue a nuestra vida aquello que deseamos. O incluso desterrar de ella, aquello que no deseamos.

Aquí también hay código ético, sino no sería muy espiritual que digamos este camino y una de sus leyes principales es la de no hacer daño a nada ni a nadie. No sé a ti, pero a mí que de brujería aún se poco, pero de yoga sé algo más, me recuerda al Yama Ahimsa, la no violencia, hacia nadie, ni si quiera hacia mí misma.

Nos vemos pronto. Te seguiré contando pequeñas cositas acerca de la brujería, pequeños hechizos, rituales, meditaciones, los instrumentos mágicos que utilizamos las brujas, te hablaré de diosas… Y de cualquier otra cosa que te interese.

Texto original: Mirian Fernández

Imagen: Pexels

Bienvenidas, bienvenidos al arte de la brujería.

Bienvenidas, bienvenidos al arte de la brujería.

La magia es natural. Surge de la feliz unión del ser humano con la naturaleza, creando un movimiento armonioso de energías para crear el cambio preciso, el cambio buscado.

La tierra es la expresión de la energía divina. La naturaleza nos habla continuamente, dejándonos ver sus secretos. Escucha a la Tierra, aprende las lecciones que nos ofrece tan generosamente. 

Cuando estamos en contacto con la Tierra, estamos en contacto con La diosa y con el dios, que están dentro de cada uno de nosotros, y que se manifiestan en toda la naturaleza. No hay nada que no sea de la Diosa, que no sea del Dios, ambos son el Todo.

Estos ideales son el verdadero fundamento de la magia; aquello que nos conecta con la naturaleza y por ende a nosotras mismas.

Las tradiciones y rituales sirven para acercarnos y celebrarlos, para conectar nuevamente con nuestras raíces, con nuestro verdadero origen.

Los rituales, las oraciones y el trabajo con hechizos nos ayudan a conocer lo inmenso, divino y trascendente de la conciencia, ampliando así nuestro autoconocimiento constantemente.

Así con cada celebración afirmamos lo que ya es nuestro, pedimos las manifestaciones del Poder Divino. ¡Cada uno de nosotros somos la manifestación de la Divinidad, de la Diosa y el Dios y en la Vida! 

Texto original: Mónica Fernándes

Editado:  Mirian Fernández

Imagen: Pixabay